Edge Computing. La evolución del DataCenter

19 Jun
Edge Computing

Edge Computing. La evolución del DataCenter

En plena era Digital, el despliegue de dispositivos capaces de elevar la información desde el mundo real al mundo online se convierte en una necesidad, al mismo tiempo que constituye la base de cualquier estrategia digital para posicionarse en un entorno en continuo movimiento.

Entre la captación de los datos, a través de IOT, y el procesamiento final de los mismos en el Cloud para extraer la inteligencia capaz de generar valor diferenciador en torno al dato, aparece una nueva necesidad: el procesado eficiente y con la menor latencia posible de los datos en las capas intermedias.

Es por ello, que Edge Computing nace con el objetivo de diversificar el procesamiento de datos en un modelo de malla distribuida capaz de adaptarse a cualquier necesidad digital y facilitando las bajas tasas de latencia necesarias y la optimización de los costes asociados al transporte, almacenamiento y procesado en el Cloud.

A lo largo del Tour Edge Iberia que ha recorrido las ciudades de Bilbao, Barcelona y Madrid, hemos tenido la oportunidad de compartir con todos los asistentes, los nuevos modelos de procesamiento de datos en el punto intermedio, y hemos podido extraer conjuntamente conclusiones valiosas respecto a la percepción y utilidad que los distintos sectores ven entorno al mundo digital y más concretamente de la captación de información del mundo IOT y su posterior procesamiento.

Las cinco conclusiones que se desprenden de los grupos de trabajo realizados durante el Tour Edge Iberia son las siguientes:

  1. Las aplicaciones de IOT son una realidad en cualquier entorno imaginable, y la necesidad de generar inteligencia en torno al dato será un valor diferenciador que solamente podrá implementarse con la adopción de una capa de procesado intermedia, como Edge Computing, capaz de reducir los tiempos de respuesta en el orden de milisegundos con el objetivo de tomar decisiones en tiempo real lo más rápidamente posible.
  2. Como cualquier nueva tecnología, aparecen inhibidores asociadosal cambio que las organizaciones deberán acometer, pero más allá de los habituales problemas de seguridad, costes o estandarización; el cambio cultural que estamos viviendo se postula como el principal inhibidor a vencer en cualquier organización de cara a conseguir una correcta transformación digital necesaria para seguir siendo competitivos en el actual contexto digital.
  3. Edge Computing, debe ayudar a las organizaciones a consolidar sus estrategias de inteligencia artificial, al mismo tiempo que plantea escenarios proactivos tanto en la toma de decisiones, como en el ámbito preventivo y de garantía de los servicios prestados.
  4. La convivencia de las infraestructuras actuales con los nuevos microdatacenters es una realidad. Es aquí, donde los fabricantes deberán facilitar el paso hacia modelos Cloud (público-privados) donde Edge Computing debe ayudar a capilarizar la nueva malla de datos inteligentes necesaria en el contexto digital.
  5. El futuro inmediato se dibuja con una perspectiva orientada a la digitalización de los procesos que las organizaciones tienen actualmente. En este camino, será fundamental consolidar la mayor cantidad de datos para poder extraer inteligencia de negocio capaz de posicionar las necesidades del usuario/mercado como epicentro de actuación de cualquier estrategia corporativa. Y en este panorama, la gestión eficiente y rápida será aportada por los entornos Edge capaces de garantizar las nuevas necesidades digitales.