Kubernetes, nueva era en portabilidad de aplicaciones

23 Nov

Kubernetes, nueva era en portabilidad de aplicaciones

La sociedad actual se encuentra sumida en la era de la innovación multiplicada. Se caracteriza por la explosión del número de aplicaciones, el uso del código abierto y la independencia del hardware. Como apunta el nuevo Infobrief de IDC Research España “Kubernetes, una nueva era en la portabilidad de aplicaciones”, patrocinado por SUSE, la tecnología de contenedores permite empaquetar estas aplicaciones de una manera sencilla y portable, facilitando la ejecución allá donde se desee ejecutar, ya sea en una nube privada, una nube pública, en el ordenador personal o en todas a la vez.

Este nuevo paradigma facilita la renovación de los modelos de negocio y permite la optimización tanto de las operaciones como de la experiencia del usuario. Para cuantificar el recorrido y relevancia de esta nueva era basta decir que el PIB nominal mundial derivado de los servicios y productos digitales prácticamente se duplicará en dos años. Pasando de los 24,1 billones de dólares en 2020 a los 46 billones de dólares en 2022.

El desarrollo nativo de aplicaciones en formatos cloud o multicloud es uno de los principales ingredientes de la innovación al facilitar la agilidad de las organizaciones. De acuerdo con los datos aportados por IDC Research España en este Infobrief,

El 70% de las organizaciones españolas considera la agilidad estratégicamente importante o muy importante para el éxito de sus negocios.

Esta agilidad se consigue desde el punto de vista tecnológico gracias a los procesos de modernización de aplicaciones heredadas, automatización de procesos y mejora en el software que los facilita, específicamente con plataformas de desarrollo de software nativo en la nube.

Para ganar agilidad en el negocio, las empresas se comprometen a modernizar hasta el 50% de sus aplicaciones existentes para 2023, mediante el uso de servicios de desarrollo y despliegue nativos de la nube llave en mano.

La valía de los contenedores – kubernetes

Según datos de IDC, más del 50% de las organizaciones a nivel mundial han implementado contenedores en sus entornos. Y, más del 34% en entornos de producción.

Las aplicaciones nuevas y existentes representaron una proporción aproximadamente igual que las aplicaciones en contenedores. De hecho, la tecnología de contenedores espera tasas de crecimiento anuales del 67% para el periodo 2018-2023.

El Infobrief apunta también que la popularización del uso de contenedores, especialmente de kubernetes, ha sido indudablemente un catalizador muy relevante para todos estos cambios, al facilitar la ejecución de los contenedores adecuados en el momento correcto, ampliando o reduciendo según la carga, solucionando los fallos de hardware, y gestionando la conectividad y el almacenamiento.

Los kubernetes están diseñados para utilizarse en cualquier lugar. De modo que se pueden orquestar diferentes despliegues con la implantación de la misma aplicación en distintas nubes públicas. Con la instalación de partes de las aplicaciones en nubes variopintas o con la implementación en una nube privada.

En palabras de Diego Ríos, Country Manager de SUSE España, al invertir en estos proyectos, estamos proporcionando a los clientes la tecnología que necesitan para cerrar la brecha entre las TI heredadas y las nativas de la nube.

Finalmente, este estudio de IDC Research España patrocinado por SUSE confirma que,

El modelo de Edge computing se complementa a la perfección con las estrategias cloud basadas en la ejecución de los sistemas de software de contenedores. La ventaja de esta combinación recae principalmente en la portabilidad de las aplicaciones. Es decir, permite a las organizaciones ejecutar estas aplicaciones donde les resulte más conveniente. “Y trasladando si es necesario las aplicaciones del centro de datos al extremo de la red, o viceversa, sin que esto afecte el rendimiento operativo”, explica su autor, Ignacio Cobisa, Senior Research Analyst de IDC España.