Ecosistemas digitales o cómo generar valor conectando organizaciones y sectores

Ecosistemas digitales o cómo generar valor conectando organizaciones y sectores

Los ecosistemas de los diferentes sectores desempeñarán un papel fundamental en los próximos años para las empresas que entiendan que necesitan contar con un grupo de socios de apoyo que funcionen como una extensión escalable de las organizaciones

competitividad digital

A medida que la tecnología se posiciona como facilitadora del negocio digital, vemos como todos los sectores se están apoyando en el desarrollo de ecosistemas digitales tanto dentro de su sector como interconectando con otros, principalmente a través de arquitecturas en la nube. Estos ecosistemas están difuminando las barreras entre diferentes sectores, pero sobre todo generando valor entre ellos.

Las organizaciones de todos los sectores, incluidos industrial, salud, comercio minorista, servicios financieros, inmobiliario o administraciones públicas continúan expandiéndose y evolucionando la forma en que se relacionan con diferentes socios del ecosistema.

Las cadenas de valor tradicionales ahora son circuitos cerrados iterativos abiertos entre un conjunto variado de socios de dentro y fuera de estas organizaciones, incluso dentro y fuera de su sector.

Es necesario por tanto trabajar más de cerca con los socios del ecosistema de la industria para impulsar la innovación; aumentar las habilidades, la capacidad y el conocimiento, consiguiendo de este modo organizaciones más resilientes.

IDC estima que para 2023, el 60% de los ecosistemas de la industria establecerán centros de innovación abiertos para la colaboración entre industrias, el desarrollo de aplicaciones compartidas, la participación personalizada del cliente y un crecimiento interanual del 5 % de participantes.

Hoy en día ya existen ejemplos de empresas, colaboradoras y competidoras, que trabajan juntas para compartir datos e ideas, compartir aplicaciones, operaciones o experiencias. Consiguiendo ofrecer productos, servicios y experiencias de una manera física y digital combinada al cliente o ciudadano.

Hay múltiples casos de uso que respaldan cada una de estas iniciativas que desde IDC estimamos que no solo van a crecer, sino que se expandirán considerablemente en los próximos años. Los ecosistemas de los diferentes sectores desempeñarán un papel fundamental en los próximos años para las empresas que entiendan que necesitan contar con un grupo de socios de apoyo que funcionen como una extensión escalable de las organizaciones, así como una fuente de datos e información, codesarrolladores de aplicaciones y proveedores de operaciones compartidas. De hecho, para 2026, el 25% de la nueva cartera de aplicaciones de organizaciones públicas, privadas y sin fines de lucro globales y locales consistirá en aplicaciones desarrolladas por consorcios dentro de su ecosistema industrial.

Se va a producir una brecha digital entre las empresas que se no han evolucionado digitalmente y las que lo han hecho con una red de socios del ecosistema, organizaciones industriales y consorcios

Los directivos son cada vez más conscientes de que es necesario un ecosistema flexible para moverse rápidamente y satisfacer así las necesidades cambiantes del cliente final, garantizar la seguridad y calidad de los productos y servicios, adaptarse a cualquier interrupción y evolucionar, del mismo modo que lo hace un ecosistema biológico.

En los próximos años vamos a ser testigos de la aparición de una brecha digital entre las empresas que se no han evolucionado digitalmente y las que se han transformado mediante la incorporación de una red de socios del ecosistema, organizaciones industriales y consorcios.

Estas organizaciones que se centran en los ecosistemas de la industria comenzarán a obtener, además, una parte importante de sus ingresos de estos nuevos modelos comerciales. En este entorno, resulta fundamental adoptar un enfoque abierto en el ecosistema del sector y utilizar herramientas como gemelos digitales, blockchain y comunidades de innovación para acelerar, monetizar y obtener valor de los datos. Esta evolución va a tener impacto tanto en el sector público como en el privado:

  • Desde IDC estimamos que para 2024, el 50% de las administraciones públicas asumirán un papel activo en el desarrollo, la escala y el apoyo de ecosistemas sectoriales a través de la legislación, la financiación, la seguridad y las infraestructuras tanto digitales como físicas.
  • Para 2026, en promedio, el 30% de los ingresos de las grandes empresas se derivarán de iniciativas de operaciones, aplicaciones y datos compartidos del ecosistema de la industria con socios, entidades de la industria y redes comerciales.

Otro punto relevante en esta economía de ecosistemas es la capacidad que supone a la hora de satisfacer la demanda de sostenibilidad con socios dentro y entre industrias manteniendo las capacidades operativas.

Las organizaciones de todas las industrias exigirán de manera creciente que sus socios del ecosistema de la industria sigan un enfoque de gobernanza social ambiental alineado para que la misión de su ecosistema de la industria sea consistente y puedan cumplir con las expectativas de los ciudadanos o clientes.

Para 2024, el 80% de los organizadores del ecosistema de la industria exigirán una política ESG [1] uniforme para los participantes del ecosistema de la industria a través de una plataforma de gobernanza y aplicaciones para la verificación inicial y continua.

Finalmente, en este contexto es fundamental que consigamos expandir el alcance de la Confianza Digital, abarcando a empleados, clientes, cadena de suministro o aplicaciones.

No te pierdas Future of Industries 2022 el 24 de noviembre