04 Sep
Blog_marketing_IDC

Las tres áreas en las que una organización de marketing exitosa invierte

Estar en medio de una transformación digital puede ser un momento de emoción, confianza y toma de riesgos. Las empresas están evolucionando, las trayectorias profesionales de los empleados se están expandiendo y la forma en que comercializamos a nuestros clientes está cambiando. Incluso los viajes de los compradores están cambiando hacia un camino que puede no haber existido hace varios años.

Nadie entiende esto mejor que las empresas tecnológicas. La tecnología cambia rápidamente y también lo hacen las organizaciones que trabajan dentro del espacio tecnológico.

En lo que gastó gran parte de su presupuesto hace 5, 10 o 15 años puede que ya no sea relevante. Las preferencias del comprador están cambiando y está surgiendo más evidencia de que la efectividad del marketing está teniendo un impacto significativo en las ganancias de la compañía.

El Planificador de inversiones de marketing de IDC para 2019, incluye un resumen ejecutivo donde describe 3 áreas principales en las que las organizaciones de marketing están invirtiendo.

Los datos tomados durante varios años nos han demostrado que los aumentos del presupuesto de marketing están conduciendo directamente a aumentos de ganancias en las empresas tecnológicas. Aquí es donde muchos ejecutivos de negocios gastan su dinero.

1. Ventas, general y administrativo

El índice promedio de presupuesto de marketing es de 2.2% en todas las industrias; lo que significa que el 2.2% de los ingresos de una empresa se marca para comercialización. Sin embargo, en tecnología, la proporción es del 13%, un aumento significativo sobre otras industrias y una tendencia que hemos estado observando durante los últimos 3-5 años.

El marketing se incluye en la línea de pedido de gastos generales y administrativos: salarios de ventas o marketing, comisiones, publicidad, gastos de venta directa e indirecta y costos no directamente relacionados con la fabricación de un producto o la prestación de un servicio.

Los gastos de venta, generales y administrativos incluyen los costos para vender y entregar productos o servicios, además de los costos necesarios para administrar la empresa, como honorarios de consultores, seguros, suministros, alquileres, servicios públicos y más.

La proporción de gastos de venta, generales y administrativos nos dice si el marketing está creciendo o disminuyendo como parte de la estrategia de una empresa. Con un aumento del 13% en las empresas tecnológicas, sabemos que esta es un área donde los ejecutivos ven los aumentos de presupuesto como una prioridad. Un porcentaje más alto indica crecimiento del mercado y confianza en el futuro.

2. Crecimiento del personal.

Otro indicador de la creciente importancia del marketing es la proporción del personal de marketing. Este KPI compara la cantidad de personal de marketing con el personal general de la empresa. En 2016, el personal de marketing como porcentaje del personal total fue del 1,5%. Para 2018, esa proporción subió a casi el 2.5%.

Los líderes tecnológicos de la industria informan que aumentaron los presupuestos de su personal más que los presupuestos de sus programas en 2018. Algunos de los principales trabajos son el marketing de productos y el marketing de campo, que han sido constantes durante años. Pero ahora puede agregar marketing de eventos, operaciones de marketing, creativos, web, fidelización de clientes y trabajos de defensa del personal a la lista.

Las categorías más importantes para ver aumentos en el personal fueron la publicidad y los eventos. Vale la pena señalar que la forma en que las empresas anuncian está evolucionando gracias a un aumento en los datos disponibles. Gracias a la tecnología, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, los especialistas en marketing ahora pueden apuntar al cliente perfecto.

3. Gasto tecnológico

La tercera categoría propicia para la inversión es la tecnología de comercialización. Esto incluye tecnología para interacciones, gestión de contenido, datos y análisis, y gestión y administración de marketing.

En el futuro, la inteligencia artificial continuará dejando su huella en muchas áreas diferentes del mundo empresarial, y el marketing no es una excepción.

Con la nueva tecnología, los especialistas en marketing pueden personalizar, personalizar y automatizar gran parte de sus programas de publicidad, divulgación y fidelización de clientes. Un fuerte enfoque en la contratación de pensadores creativos con amplio conocimiento en estos nuevos programas ayudará a convertir su base de clientes de objetivos en clientes involucrados y leales.

Al utilizar la tecnología para segmentar a sus clientes potenciales y personalizar sus campañas publicitarias, sus compradores obtendrán más información sobre la toma de decisiones de las fuentes de marketing en cada etapa del viaje, desde la evaluación hasta la compra.

Las fuentes relacionadas con el marketing proporcionan un 91% más de información que las ventas durante el proceso de evaluación. Los responsables de la toma de decisiones de marketing inteligentes están recurriendo a: fuentes digitales, personas influyentes y pares para llegar a los clientes donde se encuentran.

Si bien el marketing en sí mismo puede no cambiar, la forma en que lo hacemos lo hará. Al invertir no solo en el software adecuado, sino también en las personas adecuadas para maximizar los beneficios de los programas, los ejecutivos de negocios comenzarán a ver un alto ROI.

Cuando los departamentos de marketing no solo necesitan el software adecuado y las personas adecuadas; las estrategias correctas también importan.

Kathleen Schaub IDC

28 Ago

La gestión del riesgo con el plan de ciberseguridad

¿Quién no se lleva las manos a la cabeza cuando se habla de gestión del riesgo? Hablar de riesgo en un mundo digital hiperconectado, como en el que vivimos, es sinónimo de complejidad y preocupación

Prioridades de inversión

Precisamente esas son las dos premisas básicas que deberemos contemplar a la hora de establecer un plan de gestión del riesgo adecuado a las circunstancias digitales actuales. Deberemos buscar simplificación, facilitando la visibilidad del escenario global, y reducción del nivel de impacto en la preocupación que podemos sufrir.

La tendencia de mercado es clara al respecto, el nuevo escenario digital se posiciona bajo un entorno multicloud, en el que el usuario transita por varias nubes y por varios dispositivos, haciendo uso del dato en la mayor de las ubicuidades posibles.

Las prioridades de inversión en materia de ciberseguridad nos dan la clave para diseñar un plan de gestión del riesgo adaptado al escenario actual. El 50% de la inversión en ciberseguridad que realizarán las organizaciones en España este año será en servicios de ciberseguridad. Estos servicios se reparten a partes iguales entre integración y gestión.

Plan de gestión de riesgo

El plan de gestión de riesgo debe estar integrado con la estrategia de ciberseguridad y viceversa. Cualquier nueva estrategia de ciberseguridad, y por consiguiente la adecuación del plan de gestión de riesgo, deberá basarse en un modelo de servicios gestionados. Si queremos tener visibilidad del ciclo de vida del dato en las organizaciones, será imprescindible combinar diferentes servicios gestionados de ciberseguridad que ayuden a consolidar el plan de gestión de riesgo con una política de ciberseguridad alrededor de este, que permitar ubicar el punto de observación en el escenario multicloud para aportar el mayor nivel de visibilidad disponible.

El escenario multicloud está ligado al servicio, por lo que deberemos buscar aquellos proveedores de servicios especializados que puedan ayudarnos a construir nuevas estrategias de ciberseguridad orientadas a liberar los escasos recursos del área TI. De esta forma, podrán ser dedicados a tareas más productivas y alineadas con el negocio, como la correcta explotación del valor que puede llegar a generar el dato. Para ello será vital que el proveedor de servicios simplifique al máximo el nivel de interacción de sus clientes y aporte la información necesaria de manera sencilla y visual para que estos puedan tener controlado su escenario y una visibilidad del nivel de riesgo al que están expuestos.

Los nuevos planes de gestión de riesgo evolucionan una vez más, tomando al dato como activo más importante para las organizaciones. Será necesario integrar en su diseño nuevas variables de entorno que transformen los tradicionales indicadores de riesgo hacia un modelo de comportamiento. El nuevo marco colaborativo significará compartir información con terceros para intentar cerrar al análisis del círculo de riesgo que permita ejecutar iniciativas proactivas para mitigar cualquier posible incidente.

Emilio Castellote

Analista Senior, IDC España

21 Ago
El CISO de la era digital

El CISO de la era digital

Las estrategias de ciberseguridad son uno de los factores más determinantes para las organizaciones. El CISO debe tenerlo en cuenta dichos factores, que son:

  1. El valor de la información que maneja una organización.
  2. La reputación de la organización cada vez más vinculada a la imagen que sus clientes tienen de ella. (Fugas y brechas de información confidencial que pueda afectar a estos).

Ante esta situación, el CISO debe cohesionar de manera segura y ágil las necesidades TI de los usuarios internos de la organización con:

  • Las necesidades demandadas por el negocio.
  • La demanda de confidencialidad del cliente de acuerdo con el actual marco regulatorio en materia de protección de datos.

Escenario actual

Gracias a el Cloud y la variedad de servicios publicados en internet, los escenarios corporativos han ido adquiriendo una componente híbrida marcada por una necesidad de ubicuidad.

Esta ruptura del perímetro local elevó la complejidad de orquestar una única estrategia de seguridad. Posicionó el rol de CISO como la figura encargada de equilibrar la balanza “riesgo-desarrollo tecnológico”.

El rol del CISO

Actualmente, y en medio de un proceso global de digitalización, el rol de CISO debe evolucionar en paralelo con el del CIO. Deben definir las líneas estratégicas de los nuevos negocios digitales que deben contemplar tres ingredientes básicos:

  1. Seguridad por diseño y por defecto
  2. Escenarios multiclouds
  3. Metodologías de trabajo ágiles orientadas a generar experiencias de usuario con alto nivel de personalización.

Ciberseguridad

Las nuevas metodologías de procesos requieren de una capa de seguridad embebida desde la fase inicial de diseño. Deberán establecer aquellas prácticas que puedan acelerar la puesta en marcha de nuevos servicios. Dichos nuevos servicios deben tener una capa de seguridad integrada.

Los escenarios digitales están consolidando nuevos escenarios multicloud que conviven de manera híbrida con las infraestructuras y servicios más tradicionales.

En este nuevo enfoque, el CISO debe aprovechar la oportunidad de la construcción de las nuevas plataformas digitales. Puede hacer ver la necesidad de integrar una capa de servicios de ciberseguridad. Y gracias a ello, contribuya a consolidar la nueva estrategia de seguridad dinámica, ágil y alineada con las nuevas necesidades.

Nuevo reglamento de protección de datos

Además, el CISO debe aprovechar los niveles de sensibilización en torno a la seguridad adoptados con la entrada en vigor del nuevo reglamento de protección de datos.

Debe continuar construyendo una nueva estrategia de ciberseguridad centrada en el dato. Para ello deberá apoyarse en servicios gestionados que incrementen su nivel de visibilidad y capacidad de reacción dentro de la estructura organizativa.

Tener una visión global más allá de la propia organización deberá ser un requisito para cualquier CISO.

Relación entre CISO

Será fundamental la capacidad que el CISO tenga para desarrollar relaciones con otros CISO. Eso le permitirá compartir inteligencia de seguridad y sembrar dentro de su organización nuevos niveles de concienciación y priorización entorno a la seguridad dentro del “C-level”.

Emilio Castellote

Analista Senior, IDC España