El CIO del futuro, estrategias “Digital-First”

21 Jun

El CIO del futuro, estrategias “Digital-First”

Al reflexionar sobre los numerosos cambios que se han producido en los últimos dos años, uno de ellos es que hemos pasado de hablar de “transformación digital” a adoptar activamente estrategias empresariales y tecnológicas que dan prioridad a lo digital: la tecnología sustenta el modelo empresarial del futuro. Además, este nuevo modelo de negocio con prioridad digital incluye al CIO del futuro como miembro de su equipo de liderazgo, ya que se esfuerza por ofrecer las capacidades, los servicios y los productos de transformación que la empresa necesita para cumplir con este nuevo imperativo.

El CIO del futuro debe ir más allá de su enfoque habitual en la eficiencia operativa: tiene que ayudar a la empresa a hacer frente a los macrodesafíos, como la inestabilidad geopolítica, las nuevas interrupciones en el suministro y la energía, y la importante incertidumbre económica. También serán líderes de ejecución críticos, ya que las líneas de negocio y los equipos operativos luchan contra los microdesafíos, como las expectativas cambiantes de los clientes y la importante inestabilidad de los precios de las materias primas y la mano de obra.

Este blog ofrece tres pasos prácticos para que los líderes digitales tengan en cuenta a la hora de poner a punto sus organizaciones para el resto de 2022 y hasta 2023 en medio de la volatilidad geopolítica, económica y social que se vive en todo el mundo.

Incorporar un modelo de liderazgo estratégico de TI

El primer paso crucial es encarnar un modelo de liderazgo que se alinee con el negocio en las prioridades de transformación. Las conexiones estratégicas apoyan la colaboración y la comunicación organizativa hacia un sentido de propósito unificado tanto para las prioridades de TI como para la estrategia general del negocio. La tecnología estratégica apoya entonces la capacidad del negocio para manejar la volatilidad. Las nuevas asociaciones estratégicas incluyen la colaboración en la gestión financiera de las TI, apoyando las estrategias de respuesta que abordan los factores del mercado y son holísticas para el negocio, en lugar de centrarse sólo en el coste, y se extienden más allá de las medidas tradicionales de presupuesto y servicio que suelen regir el gasto en TI.

Las asociaciones de colaboración sustituyen a los modelos de apoyo tradicionales al crear un compromiso empresarial y permitir una comunicación basada en el compromiso. El éxito de la transformación depende más que nunca de la comunicación eficaz del CIO en todos los niveles de la organización.

La comunicación no puede ser un PowerPoint o un correo electrónico; tiene que ser un impulso continuo y consistente para comunicar a la organización y a la empresa”

Peter Weis, CIO en Matson

Un modelo de liderazgo estratégico en TI va más allá de la tecnología: permite una auténtica comunicación y colaboración. El liderazgo estratégico da fuerza a otros en toda la organización, de modo que todas las partes interesadas participan en el diálogo sobre “lo que viene”. Los futuros CIOs deben tener los pies firmemente plantados en el suelo para resistir los vientos y ofrecer ese “próximo” valor.

Conozca y acepte su mayor valor para la organización

Más que nunca, el mayor valor del CIO será su capacidad para examinar la cartera integrada de negocio y TI y tomar las decisiones difíciles. A los líderes digitales se les seguirá pidiendo que hagan más con menos, pero existe una oportunidad sin precedentes para dar a la empresa motivos para detenerse. Las reevaluaciones empresariales pospandémicas crean el punto de inflexión ideal para que el departamento de TI recalibre con éxito su hoja de ruta y plantee conversaciones difíciles.

Aproveche esta oportunidad para hacer tres cosas:

  1. Congelar los proyectos de poco valor que consumen recursos y distraen al equipo. Dirigir con la empresa para evaluar cada iniciativa y priorizar claramente los proyectos que mejor aceleran los objetivos empresariales. Identificar oportunidades para aprovechar los ecosistemas digitales existentes para adquirir rápidamente capacidades sin tener que construirlas. Mantener las difíciles conversaciones sobre lo que es único para el modelo de negocio y sólo financiar “copos de nieve especiales” si son realmente críticos y únicos.
  2. Profundice aún más para tomar las decisiones difíciles dentro de la hoja de ruta de la tecnología para alinear las inversiones tecnológicas con los “próximos” profesionales del negocio. Sea despiadado para descartar un proyecto zombi si lo encuentra y céntrese en los resultados a más corto plazo con el mayor valor estratégico. Busque oportunidades de amortización de 90 a 120 días para tener un mayor impacto en las estrategias digitales.
  3. Reconocer que se seguirá pidiendo a TI que haga lo imposible. A menudo, la única manera de hacerlo es incurriendo en una deuda técnica. Convierta la estrategia de inversión y las compensaciones en una conversación explícita con los colegas de TI y de la empresa.

El mayor valor que el CIO del futuro aportará a su organización es recalibrar continuamente la hoja de ruta de las inversiones para ofrecer las cosas correctas, en el orden correcto y en el momento adecuado.

Reconocer, ahora más que nunca, el elemento humano

A medida que las organizaciones se adaptan a estos tiempos turbulentos, los futuros CIO se enfrentan al reto de ofrecer mejores experiencias a todas las partes interesadas, incluidos los clientes, los empleados y los proveedores. Involucre activamente al equipo para que reúna y discuta las perspectivas tanto de dentro como de fuera de la organización, construyendo las habilidades empresariales que garantizarán el compromiso y apoyarán la retención de las habilidades críticas de TI.

El CIO del futuro extraerá cada onza de rendimiento de su organización de TI, y los equipos empresariales cualificados serán la herramienta de mayor aprovechamiento del CIO del futuro.

Estamos en la era de lo digital. La oportunidad de liderazgo para los CIO es diferenciar sus contribuciones canalizando suficiente energía positiva para impulsar a todo el equipo. Esto puede requerir dejar de lado algunas cosas y abrazar otras. Elija centrarse en el arte de lo posible.

Para obtener más información sobre cómo los líderes digitales pueden asumir el papel de CIO del futuro y liderar la agenda de transformación, no te puedes perder el evento híbrido CIO Summit los días 27 y 28 de septiembre.

Únete aquí al evento