El impacto de COVID-19 en las pymes de Europa

08 Oct

El impacto de COVID-19 en las pymes de Europa

Las pymes son la base de la economía europea. Representan el 99,8% de las empresas de Europa Occidental y emplean a dos de cada tres empleados a tiempo completo.

La crisis de COVID-19 está teniendo un impacto profundo en la forma en que operan las empresas. El impacto en la oferta y la demanda de las pequeñas empresas supone que una crisis de esta magnitud podría provocar la desaparición de muchas.

Algunas industrias y verticales se han visto más afectadas que otras. Para todas estas empresas, la seguridad de sus empleados es clave, al igual que garantizar su cashflow. Cuanto más pequeño sea el negocio, más severo podría ser el impacto.

Retos de las Pymes

En Europa, IDC define a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) como empresas con menos de 500 empleados. El segmento incluye pymes consolidadas, así como muchas empresas emergentes y empresa nativas digitales.

Estas pymes enfrentan desafíos sin precedentes en toda la cadena de valor de su negocio. La precariedad económica provocada por la pandemia ha disminuido la demanda de productos y servicios producidos por las PYMES en algunas industrias. La OECD identifica como los sectores más afectados:

  • Transporte
  • Manufactura
  • Construcción
  • Venta al por mayor
  • Minorista
  • Transporte aéreo
  • Hostelería
  • Servicios alimenticios
  • Bienes raíces
  • Servicios profesionales

Este desafío se intensifica aún más por la interrupción de las redes comerciales y las cadenas de suministro en toda Europa. Pudiendo ser particularmente perjudiciales para las pequeñas empresas que tienen más probabilidades de depender de un número limitado de proveedores. El cashflow es el problema más urgente para las PYMES al estar tomando decisiones cada vez más difíciles. Despidos de personal, regulaciones temporales de empleo o cierre de sus negocios hasta que la crisis desaparezca, entre otros.

El trabajo remoto se ha convertido en la norma para las empresas grandes. Las empresas de menor tamaño tienen estructuras básicas integradas para el teletrabajo. Pero, este no siempre es el caso de las pymes. Las empresas han tenido que establecer una infraestructura técnica a toda prisa. Manteniendo al mismo tiempo las mejores prácticas de seguridad como han podido.

Comportamiento del gasto de TI y sentimiento del cliente

IDC está realizando una encuesta sobre el sentimiento de los clientes cada dos semanas para entender el comportamiento del gasto de TI y el sentimiento del cliente durante y después de la pandemia de COVID-19.

Cuando se les preguntó como parte de la encuesta realizada en abril,

El 84% de las pymes europeas dijeron que esperaban que los ingresos de su empresa disminuyan en 2020.

Sin embargo, existe cierta resiliencia en términos de gasto en TI. Ya que, solo el 38% de las pymes encuestadas creen que gastarán menos en TI. En comparación con su presupuesto previamente asignado antes de COVID-19 y el 22% espera aumentar el gasto en TI.

Para muchas PYMES, la transformación digital ya no es una cuestión de elección, es una necesidad existencial.

La carrera por innovar se ha intensificado y las pymes que aprovechen este tiempo para transformar sus modelos de negocio. Generando así confianza en sus clientes y elevando su presencia digitalmente, saldrán fortalecidas de la crisis. Durante los últimos dos años, muchas PYMES estaban en camino de convertirse en lo que IDC denomina “La pyme del futuro”.

Pymes basadas en datos, centradas en el cliente y altamente automatizadas. Las ramificaciones económicas de COVID-19 solo acelerarán este proceso para muchas PYMES que pueden salir fortalecidas de este periodo.

Durante la crisis del coronavirus ha habido una fuerte involucración gubernamental para las PYMES en toda Europa. Clara indicación de la importancia de este segmento para la recuperación económica posterior a la crisis. El apoyo ha incluido medidas orientadas a mantener puestos de trabajo y licencias por enfermedad. Además de préstamos directos, aplazamiento de impuestos y préstamos asequibles.

Así, Alemania, por ejemplo, ha creado un fondo estatal para garantizar bonos, préstamos y obligaciones de las empresas.

Del mismo modo, Francia ha creado un Fondo de Solidaridad con ayuda económica de 1.500 € a los empresarios que facturan menos de 1 millón de € y se ven obligados a cerrar o han experimentado una pérdida superior al 70% en marzo de 2020 respecto a marzo de 2019. Veintiséis países de Europa están ofreciendo subsidios salariales.

El 4 de mayo, el Reino Unido anunció préstamos de recuperación de hasta £ 50,000 para ayudar a las pequeñas empresas con menos de 10 empleados y autónomos.

Hasta ahora, el objetivo principal ha sido el alivio inmediato mediante la compensación de las PYMES por la pérdidas. Pero se necesitan medidas estructurales para impulsar la innovación y mejorar el espíritu empresarial de las PYMES tras la crisis.

Hasta ahora, los esquemas de apoyo se centran en el alivio inmediato a corto plazo. Pero, existe una necesidad imperiosa de establecer planes para garantizar que las pymes que sobreviven puedan prosperar.

Algunos ejemplos de ello:

  • Eslovenia ofrece ayuda para la internacionalización y medidas para diversificar los mercados de exportación e importación
  • Francia, Eslovenia y España ofrecen apoyo a las pymes que adoptan el teletrabajo.

Los proveedores y partners tecnológicos juegan un papel fundamental

Las PYMES seguirán su evolución después de que la crisis disminuya. Y, los proveedores tecnológicos tendrán un papel importante que desempeñar para impulsar a las pequeñas empresas. La encuesta anteriormente mencionada de IDC revela que,

El 39% de las pymes preguntadas opina que no han recibido suficiente asistencia de los proveedores durante este tiempo. Aunque muchas de ellas afirman haber recibido suscripciones gratuitas, soporte gratuito y flexibilidad con los contratos existentes.

Los proveedores tecnológicos deben comprender que la forma en que tratan a las pymes durante este tiempo se verá muy recompensada en el futuro.

Ayudar a las pequeñas empresas a convertirse en las Pymes del Futuro. A través del marketing, la nube y el soporte remoto consolidará una base leal de clientes PYMES. Los partners también juegan un papel importante aquí. Ya que la mayoría de los proveedores respaldan este segmento a través de socios, muchos de los cuales son PYMES.

Si la mayoría de los proveedores tecnológicos ofrecen paquetes de soporte inmediato a sus partners. Es importante asegurarse de que estos estén en condiciones de respaldar los esfuerzos de transformación de sus clientes PYMES a largo plazo.

Las pymes se han visto obligadas a adaptarse al futuro del trabajo y transformarse digitalmente a un ritmo que no hubiera parecido posible antes de la crisis.

Una vez que todo pase, las pymes que sobrevivieron a la crisis habrán transformado la forma en que operan de forma permanente.

Naima Camara, Senior Research Analyst, European SMB and Start-up Program.