11 May
Estudio_de_IDC_impacto_Covid19_España

Estudio impacto COVID-19 en España

El impacto del COVID19 en España está trascendiendo la esfera sanitaria, impactando intensamente en la economía.

Todos los gobiernos, incluido España, han adoptado medidas para contención del virus. Por ello, deben hacer frente a desafíos importantes para minimizar el impacto en las personas, la economía y las inversiones. Entre aquellos desafíos, destacan:

  1. El detenimiento de las operaciones producto del colapso de la demanda
  2. Las interrupciones en las cadenas de suministro
  3. Un momento de clara incertidumbre de mercado

En este escenario, International Data Corporation (IDC) prevé una importante desaceleración del gasto en tecnología en 2020 en España.

Se espera que las tasas de crecimiento del gasto en TIC para 2020 se reduzcan del 1,9% al 0,9%.

“Los factores que pesarán sobre la inversión irán desde la disminución de la demanda de los clientes hasta la ruptura de las cadenas de suministro“. Comenta Jose Cano, director de análisis de IDC España en la rueda de prensa realizada la semana anterior.

“No obstante, hay áreas en las que el gasto crecerá. Especialmente en aquellas áreas vinculadas a la transformación del puesto de trabajo, servicios en la nube y seguridad. Ya que, ponen de relieve como la tecnología puede ayudar a mitigar el impacto de esta nueva situación provocada por el virus”.

Toda esta información y mucho más en el informe sobre el impacto del COVID19 en España.

06 May

El COVID19 cambiará la cultura digital en el trabajo

  • La eficiencia en operaciones y soluciones de continuidad de negocio son la principal prioridad de inversión de las empresas actualmente
  • El 47 % de las compañías encuestadas van a mantener las medidas de teletrabajo en su vuelta a la normalidad
  • Es el primer estudio realizado en España sobre el impacto de COVID-19 en las inversiones tecnológicas en nuestro país

El pasado miércoles tuvo lugar la presentación del Estudio del Impacto de COVID-19 en la inversión TIC en España. En dicho estudio se ha entrevistado a 130 directores generales y decisores de TI.

Principales conclusiones del estudio

IDC Research España ha revelado una desaceleración del gasto tecnológico del 1% en 2020. También confirma que la eficiencia en las operaciones y las soluciones de continuidad de negocio son actualmente la principal prioridad de inversión en empresas.

La pandemia ha supuesto un impacto sin precedentes en todos los sectores sin excepción. Por ello y por el papel protagonista que tiene nuestro sector, hemos visto la necesidad de conocer la opinión de los directivos de TI y las principales unidades de negocio.

En el estudio contamos con la representación de todos los sectores económicos. Contiene información detallada por tipo de empresa y tamaño, ya que los efectos varían en función de cada organización”. Comenta Jorge Gil, Director General de IDC.

El estudio confirma que los servicios externos de TI, Hardware y BusinessServices han sido las áreas más impactadas negativamente. Mientras que, las herramientas de colaboración, servicios en la nube y dispositivos han experimentado un impacto positivo.

El estudio de IDC Research España se ha estructurado en cuatro áreas:

  • Impacto de COVID-19 en los procesos de negocio y facturación
  • Impacto de COVD-19 en el gasto de TI
  • Gestión del trabajo en remoto
  • Cambios en la cultura digital de la organización

Además, se ha hecho un foco especial en la perspectiva de ingresos para 2020: los efectos en el gasto de TI, la gestión y uso de políticas de Smart Work y el cambio en la cultura digital de las organizaciones.

El principal hallazgo es que el impacto de COVID-19 acelerará los procesos de transformación digital de las empresas. Siendo necesario habilitarlas para reaccionar mejor y más rápido a los cambios del entorno.

El 47% de las organizaciones encuestadas han declarado que mantendrán las políticas de Smart Work en la vuelta a la normalidad.

Desaceleración del gasto TI

Las previsiones de IDC previas presentaban un crecimiento del gasto de TI empresarial del 2,8% para Europa respecto del año 2019. Este dato se ha visto reducido hasta el 1,4% según las últimas estimaciones de IDC.

En el caso concreto de España se ha seguido la senda Europa de desaceleración. Presenta una contracción del gasto de TI que hace que el gasto pase del 1,9% al 0,9%.

Un segundo hallazgo del estudio es que el gasto de TI se está viendo reducido por la bajada de ingresos. Pero, esto no va a impedir que ciertas categorías de gasto se vean impulsadas de manera positiva.

La desaceleración del gasto ha venido acompañada de una redistribución del mismo en las diferentes categorías e industrias. En líneas generales:

  • Servicios personales y de consumo
  • Transporte (y de manera muy visible el turismo)

Éstas han sido aquellas industrias en España donde el impacto de la pandemia ha sido más visible.

Por el contrario, la industria sanitaria o la propia administración pública deberán acelerar sus inversiones digitales a medida que evolucione la pandemia. Esto supondrá:

  • Un previsible incremento en la infraestructura
  • La incorporación de automatización de procesos e incorporación de la inteligencia artificial
  • El uso intensivo de herramientas de colaboración

En los últimos dos meses hemos podido ver diferentes soluciones y casos de uso, como videoconferencia y plataformas de aprendizaje, entre otras, que han permitido a las empresas tener continuidad de negocio, amortiguando el efecto que la pandemia ha provocado en la economía y la sociedad en general”. Ha explicado José Antonio Cano, Director de Análisis y Consultoría de IDC Research España.

El 73% de las empresas han reconocido un fuerte impacto en las ventas

El impacto en las ventas, la rotura de la cadena de suministro y las dificultades para el trabajo en remoto han sido las preocupaciones principales para las empresas españolas durante este periodo de confinamiento.

Casi tres cuartas partes de las empresas reconocen que el impacto en las ventas ha sido muy importante.:

  • Con una cancelación de pedidos del 30%
  • Una reducción de pedidos del 48%
  • La paralización de las inversiones en un 23%, hasta tener claro el devenir del mercado en los próximos meses.

La empresa española ha sabido reorganizarse internamente

Hasta el brote del coronavirus las organizaciones seguían trabajando en silos y sumando iniciativas interdepartamentales. Pero, el estado de alarma ha provocado que la mayoría de las empresas en España hayan adoptado políticas de teletrabajo.

En algunos casos ya se disponía de cierta política al respecto. Y, por tanto, la pandemia ha reforzado los procesos de trabajo en remoto de estas organizaciones.

En otros casos, se ha implantado de la propia necesidad de garantizar la continuidad de negocio en aquellas industrias que ha sido posible. (Eso econocen el 52% de las empresas consultadas).

La gestión de la pandemia en las organizaciones se ha llevado de manera ágil e interna. Debido, sin duda, a la necesidad de actuar de manera rápida al virus. La colaboración e involucración de todos los departamentos de la empresa ha sido necesaria. Permitiendo así garantizar la continuidad del negocio en las primeras fases de impacto del virus”. Confirma José Antonio Cano.

El mayor desafío no obstante se encuentra principalmente en la ciberseguridad. Y, en segundo lugar, en la falta de cultura de Smart Working. (Impactado sobre todo en el business as usual de las organizaciones).

El Smart Working ha venido para quedarse

Una de cada dos empresas encuestadas confirma que va a seguir manteniendo sus políticas de trabajo después de que pasen los efectos de Covid-19.

En el periodo de desescalada el foco de las organizaciones se centra en:

  • La continuidad del negocio
  • La automatización como vía para lograr eficiencias
  • La reducción de costes
  • La búsqueda de nuevas vías de interacción
  • Colaboración entre empleados y proveedores para poder llegar con una propuesta de valor diferencial al cliente

Como conclusión final, la mayoría de las empresas considera que el Smart Working ha venido para quedarse. Aunque, su implementación dependerá del grado de madurez de las mismas, el tipo de industria o según roles y posiciones.

Centro de recursos con datos actualizados e indicadores de mercado ante COVID-19

IDC ha puesto en marcha desde el inicio de la crisis sanitaria este centro de recursos en el que actualiza periódicamente:

  • Predicciones,
  • Análisis,
  • Indicadores y
  • Perspectivas del mercado sobre lo que está sucediendo en los mercados de TI en todo el mundo alrededor de la pandemia del coronavirus.

Ofrecemos una herramienta de decisión a organismos públicos y empresas privadas, así como medios de comunicación.

Centro de Recursos IDC corporativo

Centro de Recursos Europeo

Para más información, contacta con:

IDC Research España

Laura Torrejón: ltorrejon@idc.com Teléfono: 917872162/ 600 490 337

IMEDIA Comunicación

Africa Orenga: aorenga@imediapr.es Teléfono: 91 344 14 72 / 690 841 109

28 Abr

La moda de los red teams

La convergencia de los procesos de transformación digital que las organizaciones están acometiendo está llevándolas hacia un nuevo entorno multicloud. En él, las nuevas estrategias de posicionamiento digital alrededor del dato se erigen como la ventaja competitiva en este entorno.

Según IDC, a finales del 2020, el 50% del gasto de TI de empresas europeas estará asociado al dato. Y, en 2023 el 80% de los ingresos provendrán de la venta de productos o servicios basados en datos.

Por ello, el incremento de tráfico de datos actual y futuro requerirá:

  • Automatizar los procesos internos que conectan activos de la organización.
  • Implementar procesos inteligentes que doten de valor al dato.

La verdadera ventaja competitiva en este escenario vendrá de la mano de las decisiones asociadas al dato inteligente. Generando con ello: productos, servicios y soluciones capaces de aplicar esa inteligencia de negocio.

Aparición una nueva dimensión del riesgo digital

En este nuevo escenario interconectado, aparece una nueva dimensión del riesgo digital. Todas las industrias se han visto impactadas por la digitalización.

De hecho, según datos de IDC, todas las industrias crecen en inversión para la digitalización en más de un 20% en el periodo 2019-2021.

En este escenario las fronteras de seguridad se difuminan. Y, la inversión en seguridad necesaria para garantizar la seguridad de dispositivos y de evitar fuga de datos, aumenta. El ciberterrorismo y el cibercrimen son las principales amenazas a las que nos enfrentamos en cualquiera de las industrias. Por ello, es necesario articular mecanismos de seguridad que permitan detectar, analizar y eliminar las amenazas. Así como planes de actuación que permitan establecer con claridad qué hacer ante una brecha de seguridad.

El mercado de la seguridad en España refleja que no es ajeno a esta evolución en el proceso de digitalización de las organizaciones. En él se produce un desplazamiento de la seguridad hacia la seguridad del dato. Y, específicamente, en un entorno híbrido multicloud que es donde confluirá el tráfico de datos. Por ello, el consumo de los servicios de seguridad se dará a través de servicios gestionados de seguridad y integración.

Los segmentos de mayor crecimiento son los relativos a:

  • Servicios gestionados de seguridad (27%)
  • De integración (25%)
  • De identidad y confianza digital (4%)

Los llamados “red teams”

Y es justo en este contexto de consumo de la seguridad como servicio donde surgen los denominados red teams. Son entendidos como tests de intrusión, en los que se pueden identificar vulnerabilidades y fallos en el modelo tecnológico de una organización.  

Es decir, se trata de un test de intrusión ante una amenaza real, constante en el tiempo, realizada por un equipo humano que realiza ataques (siempre controlados) a un objetivo definido previamente por la organización (o un cliente de la organización) y que se realiza bajo contrato de confidencialidad y alcance del mismo.

Es decir, arroja información contextualizada de la seguridad global de la infraestructura a lo largo del tiempo.

Por ello, el ataque a esta amenaza se debe llevar a cabo hasta conseguir el objetivo final: robo de información, credenciales, filtrado de información, denegación de servicio o fraude.

Es por ello, que el equipo deberá utilizar no sólo las técnicas habituales de pentesting (intrusión convencional), sino la ingeniería social (a través del equipo de trabajo), lo que lleva al uso de phishing, malware y ransomware.

De esta forma, será posible valorar el nivel de seguridad de la infraestructura de TI de la organización y poder colaborar con ella.

El equipo que se encarga de la fortificación de los sistemas de TI siguiendo este contexto se denomina blue team en la adecuación de los sistemas para garantizar una defensa ante la amenaza.

16 Abr

Estudio Future of Work MaturityScape de IDC

Desde IDC os presentamos el nuevo estudio Future of Work MaurityScape y os aninamos a participar.

El estudio estará centrado en la transformación del puesto de trabajo. Y, después del mismo, podrá obtener un informe personalizado. Los datos serán tratados de forma anónima y agregada.

Basado en los modelos de investigación de IDC, nuestra compañía está llevando a cabo un estudio de referencia de Future of Work MaturityScape.

Por ello, invitamos a responsables de la toma de decisiones de este área a participar en la encuesta. El estudio evaluará a los participantes en seis dimensiones de la madurez del Futuro del Trabajo:

  • Futuro del desempeño laboral
  • Visión
  • Capacidad de ejecución
  • WorkCulture
  • WorkSpace
  • WorkForce

Como agradecimiento por participar en el estudio, los participantes que asistan a nuestros eventos Future of Workque realizamos en Madrid (el 19 de noviembre) y Barcelona (fecha pendiente de definir), recibirán un informe personalizado que le servirá como guía y asesoramiento para sus decisiones futuras.

Participa aquí

Isabel Tovar, Consultora en IDC Research España